Temperatura

Según la teoría cinética, la temperatura es una medida de la energía cinética media de los átomos y moléculas que constituyen un sistema. Dado que la energía cinética depende de la velocidad, podemos decir que la temperatura está relacionada con las velocidades medias de las moléculas del gas.

Hay varias escalas para medir la temperatura; las más conocidas y utilizadas son las escalas Celsius (ºC), Kelvin (K) y Fahrenheit (ºF). En este trabajo sólo utilizaremos las dos primeras.

 

[arrastra hacia arriba y hacia abajo cualquiera de los termómetros o escribe la temperatura en las cajas]

 

¿Cómo se calibra un termómetro?

Mientras se está produciendo un cambio de estado la temperatura permanece constante y por ello consideramos los cambios de estado del agua (a 1 atm) como puntos de referencia.

  Punto de fusión del agua:

  La fase líquida se encuentra en equilibrio con la fase sólida y la temperatura permanece constante.

  Los valores otorgados a este punto en cada escala son:

  • Celsius: 0
  • Kelvin: 273.15
  • Fahrenheit: 32
  

  Punto de ebullición del agua:

  La fase líquida se encuentra en equilibrio con la fase gaseosa y la temperatura permanece constante.

  Los valores otorgados a este punto en cada escala son:

  • Celsius: 100
  • Kelvin: 373.15
  • Fahrenheit: 212

 

En el intervalo de temperatura comprendido entre los puntos de fusión y ebullición, el agua permanece líquida. Este intervalo se divide en 100 partes en las escalas Celsius y Kelvin, mientras que en la escala Fahrenheit se divide en 180 partes.

 Presión = 1 atm   P.F.
  del agua  
  P.E.
  del agua  
 Divisiones 
 Escala Celsius 0 100 100
 Escala Kelvin    273.15     373.15   100
 Escala Fahrenheit  32 212 180

 

  Relación entre las escalas  
T(K) = T(°C) + 273.15
T(°F) = T(°C)·1.8 + 32

Recuerda:

En los cálculos que vamos a realizar en este trabajo SIEMPRE habrá que expresar la temperatura en kelvin.