Frente estacionario

 


 

Como indica su nombre, las masas de aire alrededor de este frente no se encuentran en movimiento o se mueven muy poco, por lo que también se le llama frente semiestacionario.

Un frente estacionario se caracteriza porque las condiciones atmosféricas que lo han originado no varían.

Existen diversos tipos, según la procedencia de cada una de las masas de aire: frente ártico, tropical, ecuatorial, polar, etc.

Generalmente el tiempo y las nubes de un frente estacionario son muy similares a los de un frente cálido y las condiciones de inestabilidad pueden persistir durante varios días. Si no existe aire cálido desplazándose sobre aire frío es muy insignificante la variación del tiempo.

 

 

 


Actividad hoy:
actualidad y medios